Organización para Home Office

Trabajar desde casa tiene múltiples ventajas, ahorras tiempo, tienes flexibilidad en tus horarios, disminuyes algunos gastos, puedes trabajar en pijama -procura evitar esto último-.
De hecho, trabajar desde casa ha demostrado ser una gran opción cuando se evalúa la productividad de los empleados, ya que nos ayuda a alcanzar ese equilibrio perfecto entre el trabajo y nuestra vida personal.

Sin embargo, el home office también tiene sus desventajas y la más evidente es: las distracciones. Estando en casa nuestra mente puede estar ocupada en muchas cosas más además de trabajo, especialmente si en el espacio en el que estás trabajando no está diseñado y adecuado de la mejor manera.

Llevo poco más de un año trabajando desde casa y a continuación compartiré contigo algunos tips que me han sido de utilidad para aumentar mi productividad al hacer home office:

 

1. Destina un espacio exclusivo para trabajar

Si bien el home office te da la posibilidad de poder trabajar desde cualquier lugar, esto no quiere decir que no requieras de un espacio en específico para llevar a cabo tus actividades. Te recomiendo destines un pequeño lugar dentro de casa y lo equipes con lo necesario. Un espacio físico que divida tu vida personal del trabajo es ideal para que esa delgada línea entre ambos no se desdibuje.

2. Apégate a una rutina

Sabemos que al trabajar desde casa tenemos la opción de despertar más tarde, de no seguir un código específico de vestimenta, de poder tomar un snack en el momento que desees, entre muchas otras cosas, pero es necesario establecer una rutina, de esta manera evitamos el exceso de distracciones o caer en una zona de confort que no nos hace nada bien.
Te recomiendo tener una hora para despertar, alistarte y ponerte a trabajar, destina un breve momento para tomar un snack o simplemente despejar tu mente. Esta rutina te permitirá distinguir el tiempo de trabajo del tiempo libre, además que es una herramienta de organización que aumentará tu productividad.

3. Personaliza tu espacio de trabajo

Nadie quiere trabajar en un cubículo gris y sombrío. El home office te da la opción de crear tu propio espacio de trabajo y diseñarlo de la manera que desees. Es importante que el espacio que designes, tenga tu toque personal y un diseño que te inspire a realizar tu trabajo. Pinta el espacio de un color que te inspire tranquilidad y concentración, ten a la mano los materiales necesarios para realizar tus tareas y termina por decorar con elementos que te gusten.

4. Mantén tu espacio de trabajo limpio y organizado

Un escritorio repleto de papeles o una bandeja de entrada saturada son indicadores de que algo no va bien, en ocasiones al trabajar desde casa creemos que tenemos todo el tiempo del mundo para hacer las cosas, sin embargo, esto puede hacer que nos retrasemos con nuestras tareas pendientes y que se vayan acumulando. Mantén tu espacio de trabajo limpio y al día, verás que esto te ayudará a ser más productivo.

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *